fbpx
La página en blanco no existe
Blog

La página en blanco no existe

por Mariana de la Mata

Mucho se ha dicho ya sobre la página en blanco, el bloqueo, la falta de inspiración. ¿Cómo empezar a escribir? ¿por dónde? ¿qué pasa si no se me ocurre nada? ¿qué tengo para decir? ¿cómo lo digo? Esos fantasmas nos rondan cuando nos sentamos frente al ordenador y, más de una vez, se vuelven tan palpables y concretos que dan miedo. 

A nadie le gusta la sensación de frustración que provoca el cursor inmóvil en la página en blanco. La mayoría de las veces, ante la imposibilidad de escribir, escapamos hacia alguna red social y ocupamos nuestro valioso tiempo con  fotos de conocidos y desconocidos, recetas de cocina o tiernos gatitos.

Nuestro impulso creativo queda en el último cajón de los recuerdos, sepultado por memes de instagram y videos de tiktok.

¿Has sentido alguna vez esa frustración al querer escribir y no pasar de las primeras líneas? ¿Has encontrado ese hueco para sentarte tranquila y no sabes por dónde comenzar?

Hace algunos años leí una entrevista a Mario Levrero, un escritor uruguayo muy singular (recomiendo La novela luminosa), en donde decía que “cuando se da la página en blanco, no es por falta de temas, sino por exceso de temas que compiten entre sí” y me quedé impactada por la frase. De repente, algo que había sentido muchas veces y no había podido nombrar se hacía presente y abría un nuevo enfoque a ese momento temido. 

¿Muchos temas compitiendo entre sí, enredados, chocando, y la página vacía?

No es que no haya nada para decir, sino que muchas veces hay demasiadas ideas y lo que hay que encontrar es el camino para plasmarlas. Como si dentro de nuestra cabeza existiera una madeja llena de imágenes, recuerdos y temas que conviven, y nuestra tarea fuera aprender a encontrar la punta del ovillo para tirar suavemente de él. Una combinación de técnica y autoconocimiento que, desde mi punto de vista, sólo se adquiere mediante la práctica. 

Hace unos días conversaba con mis alumnas al finalizar uno de los seminarios. El grupo estaba conformado por personas con mucha inquietud por la escritura, pero que se iniciaban por primera vez en la dramaturgia. Esa última clase, varias de ellas coincidían: “nunca había pasado de escribir medio folio y ahora tengo un primer borrador.” 

¡Qué alegría y qué entusiasmo ver que el trabajo da sus frutos! 

Insisto mucho en observar los procesos porque creo que allí está el mayor de los aprendizajes. La obra terminada, el estreno, el texto publicado es un punto de llegada (¡y claro que da mucha satisfacción arribar a la meta!), pero aprender las herramientas para construir el camino es lo que nos permite emprender el viaje. 

Escribir una obra de teatro o un guión es un proceso de construcción y el primer paso es encontrar la continuidad en la escritura, atreverse a comenzar, saber cómo salir de los apuros y los bloqueos, dar forma poco a poco a un nuevo mundo.

En esa misma entrevista, Levrero dice “ser escritor no significa escribir bien, sino estar dispuesto a lidiar toda la vida con tus demonios interiores. Y esa lucha no puede ni debe estar impuesta desde afuera, sino que forma parte de la búsqueda o el encuentro personal de cada uno.” 

Acompañando procesos de escritura, me doy cuenta de que hay ejercicios que desbloquean, búsquedas que empoderan y herramientas que abren espacio a las historias que habitan en cada una.

Una de mis grandes satisfacciones es ayudar a tirar de ese hilo para descubrir todas las imágenes y los personajes que allí habitan. Lidiar juntas con esos demonios y, de vez en cuando, por qué no, vencerlos. 

En abril comienza un nuevo grupo del taller trimestral de Iniciación a la dramaturgia. En este link puedes ver detalles sobre la modalidad y el programa. También puedes escribirnos para apuntarte o quitarte las dudas que necesites.

¿Te vienes de viaje creativo? ¡Haz tu consulta!

    He leído y aceptado el Aviso Legal y la Política de Privacidad (*)
    Acepto recibir la información por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento). (*)


    Compartir:
    ¿Quieres recibir la información de los cursos en tu correo? Suscríbete a nuestro newsletter: